Skip to main content

El almacenamiento de archivos en internet está a la orden del día. Elegir una herramienta u otra dependerá del uso y las características que busquemos. Hoy vamos a conocer los servicios que nos ofrecen las tres nubes Microsoft;  M365, Dynamics 365 y Azure para ayudarte a elegir la que necesitas según tus requerimientos.

Nube Microsoft 365

Empezamos con M365, es uno de los productos más conocidos y por los que más está apostando Microsoft.

Microsoft 365 es la suite de productividad y planificación en la nube.

Se trata de un conjunto de aplicaciones que te ayudan a trabajar de una forma conectada y participativa. Esta eficiente herramienta te permite colaborar y crear en tiempo real archivos Word, Excel, PowerPoint y otras con tus compañeros de equipo.

Del mismo modo, puedes guardar y compartir fácilmente estos archivos para acceder a ellos desde cualquier lugar con el almacenamiento en la nube de OneDrive contando con la última tecnología en materia de seguridad.

Hay distintos planes de Microsoft 365 en la nube a elegir, en función de tus requerimientos. Podemos decir que se trata del Office de siempre, pero con herramientas para colaborar y mejorar la productividad en todo momento y desde cualquier lugar. Además, según el plan elegido tendrás acceso a nuevas aplicaciones como Teams.

Si quieres conocer los detalles de sus próximos cambios, te recomendamos que leas este articulo: Microsoft vuelve a cambiar las normas del juego.

Nube Dynamics 365

Continuamos con con Dynamics 365, una cartera de aplicaciones empresariales inteligentes para enfrentar la gestión de una empresa en los distintos campos; Ventas, marketing, servicio, finanzas, operaciones, comercio y RR.HH.

Las aplicaciones de Dynamics 365 están diseñadas para trabajar juntas y ofrecer así una solución integral que permite conectar toda tu empresa y conectar con cada cliente. Del mismo modo, Microsoft nos otorga la libertad para trabajar con una o varias de las aplicaciones según nuestras necesidades.

Nube Microsoft Azure

Por último, aunque no por ello menos relevante, tenemos la Nube de Azure.

Con la solución de Azure, Microsoft pone a nuestra disposición un conjunto de servicios en la nube que hace posible almacenar información y crear, administrar e implementar aplicaciones en cloud. Es decir, podemos configurar máquinas virtuales Windows y Linux de gran capacidad, aplicaciones Web y móviles, bases de datos, etc

Entre las ventajas que ofrece utilizar la nube de Azure se encuentran las siguientes:

  • Posibilidad de extraer información rápida usando el servicio de análisis ilimitado.
  • Simplifica y optimiza la administración de los recursos TI incorporando operaciones automatizadas.
  • Implementar máquinas virtuales en segundos.
  • Conseguir un rendimiento excepcional para SQL
  • Unificar la infraestructura local, hibrida y multinube
  • Etc.

 Conclusión

Una vez que conocemos las tres nubes, nos queda claro que; si lo que buscamos es optimizar el trabajo entre los distintos miembros de un equipo tenemos que optar por la solución M365. Si buscamos mejorar la gestión de los procesos internos de nuestra compañía en cada una de las áreas antes citadas, debemos pensar en implantar Dynamics 365. Sin embargo, si lo que nos preocupa es aumentar el rendimiento de la infraestructura TIC utilizando un sistema híbrido, Microsft Azure es el servicio indicado.

María del Pópulo Gonzalez Pablo-Romero

Consultora Tecnológica

Leave a Reply