La Ciberseguridad como oportunidad para la generación de empleo

La ciberseguridad es un reto a la seguridad. Pero también es una oportunidad para la creación de empresas y para la generación de empleo.

En los próximos años las empresas tendrán una previsión de profundos cambios. Especialmente en los tipos de puestos de trabajo relacionados con el área de ciberseguridad. Esto se debe a diferentes factores. Entre ellos la creciente digitalización y la relevancia que cobran cada día más las herramientas de Inteligencia Artificial (AI). Otro factor es la imperiosa necesidad de proteger un activo tan importante como es la información.

Según el centro de Ciberseguridad y Educación (ISC), en el caso de España, será necesario cubrir 350.000 empleos vinculados, directa e indirectamente, con la ciberseguridad. En el mundo, la demanda será de 1,8 millones de puestos de trabajo. En este sentido, y según los cálculos de la publicación especializada Cybersecurity Ventures, las ofertas de trabajo en ciberseguridad se triplicarán.

Empleos de ciberseguridad en la actualidad

Eutimio Fernández, líder en seguridad cibernética de la internacional Cisco, asegura que actualmente en España el déficit de profesionales del área está subiendo en 1 millón y medio. La cifra fue compartida durante la Jornada Empresarial sobre «La Ciberseguridad en la Empresa» organizada por Cesur, Asociación de Empresarios del Sur de España, que se celebró el pasado martes 19 de febrero, en la Fundación Cajasol, y a la que asistió el equipo de Atlantic International Technology.

Por su parte Emilio Castellote, analista de la International Data Corporation, destaca que para cubrir parte de ese déficit profesional, el sector industrial en España prevé invertir 1.307 millones de euros más que en 2018. Lo que implica un crecimiento del 7% para este 2019.

Perfiles profesionales

Pese a lo que el común denominador puede llegar a pensar, en materia de Ciberseguridad no sólo se demandan perfiles de carácter técnico. También los perfiles de carácter estratégico cobran especial relevancia. En ese sentido podemos afirmar que la Ciberseguridad no es exclusiva de ingenieros. Al contrario, forma parte de un ecosistema diverso que permite la incorporación de personas con diferentes capacidades y conocimientos.

“Estamos viendo una alta demanda en perfiles muy técnicos como lo son analistas forenses, de gestión de incidentes, analistas de malware, etc. Pero es verdad que perfiles con un nivel más estratégico también son muy demandados”. Así lo asegura Alberto Hernández, director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE).

Para Hernández los cargos que necesitan las empresas, y especialmente de cara a los próximos años, incluyen a personas que sean capaces de entender y analizar los riesgos de una organización. También deben saber establecer las estrategias y los planes de mitigación y de protección de las organizaciones.

Otro de los cargos que actualmente es altamente demandado es el de Delegado de Protección de Datos (DPO). Esto debido a que  el nuevo reglamento europeo contempla la contratación obligatoria de esta figura.

En conclusión, la ciberseguridad es una materia en la que se puede y se debe invertir. No solo porque es necesaria para garantizar estándares de seguridad a nivel empresarial y gubernamental; sino también porque es un sector esencial para la creación de empleo y para la obtención de beneficios dentro del tejido empresarial.