Skip to main content

Escasez de microchips y pocas existencias de papel higiénico en el primer semestre de 2020. Creerás que nos estamos volviendo locos al comparar estos dos conceptos. ¿Qué tendrá que ver el tocino con la velocidad? Pues querido lector, créeme cuando te digo que algunos expertos afirman que correrán la misma suerte.

Pero empecemos por lo que nos interesa. A estas alturas, y más si estás leyendo este artículo, ya sabrás que estamos inmersos en una crisis tecnológica mundial provocada por la escasez de microchips.

Como punto de partida te contaré algo obvio. Los microchips se utilizan en todos los elementos tecnológicos y son los encargados de hacer funcionar todos los equipos. Tu móvil, tu videoconsola, tu televisión e incluso tu coche necesitan microchips.

Y si fuera poco, en las próximas décadas se espera un enorme crecimiento de su uso en el sector automovilístico determinado por la aparición de coches eléctricos y autónomos.

Con lo que te estoy contando seguro que ya has sacado tus propias conclusiones; la crisis del microchip ha derivado de la creciente demanda. Pues déjame felicitarte porque vas por buen camino, aunque no es lo único que lo ha provocado.

Cierto es que durante los meses de confinamiento y posteriores, hemos experimentado un crecimiento exponencial de la venta de ordenadores, sobre todo portátiles y otros artículos tecnológicos. Esto, unido a la escasez de oferta han sido determinantes para acabar en la situación actual.

Según explica Begoña Cristeto, socia responsable de industria de KPMG en España, el mercado de semiconductores está controlado por muy pocos proveedores basados principalmente en Estados Unidos, China y Corea del Sur.

Adolfo Lerín, consultor de Capgemini Engineering, añade a la ecuación el problema de logística derivado de la gran dependencia geográfica de esta industria, al no existir suficientes alternativas en Europa.

¿Ahora ya lo tienes claro? Aplicamos la Ley básica de la oferta y la demanda y tenemos como resultados titulares tan sorprendentes como estos;

El retraso en las entregas, las rupturas de stocks y la subida de precios del sector ya son evidentes.

Las preguntas ahora son las siguientes; ¿hasta cuándo se prevé que durará esta crisis? ¿Cómo se puede solucionar?

Pat Gelsinger, director ejecutivo de Intel, una de las mayores compañías de semiconductores del mundo, estima que la industria necesitará hasta un par de años para ponerse al día con la creciente demanda.

¿Y cómo conseguirlo? Permíteme que retome la pregunta que ha abierto este artículo para contestarte a esta cuestión.

¿Qué tiene que ver la escasez de papel higiénico con la escasez de chips? Pues Elon Musk, CEO de Tesla, hace esta curiosa comparación: “el miedo a quedarse sin ellos está provocando que las empresas hagan pedidos en exceso” por lo que, al igual que pasó con el papel higiénico al comienzo de la pandemia, esta crisis puede acabar resolviéndose sola.

 

María del Pópulo Gonzalez Pablo-Romero

Consultora Tecnológica

Leave a Reply